Por qué Mindfulness

mindfulness y estress

Nuestra sociedad actual proclama el bienestar como nuevo modelo mental de vida, pero el estrés laboral y social se ha convertido en un obstáculo para alcanzar la felicidad. El estrés empobrece la calidad de vida en todos sus ámbitos y disminuye nuestro nivel de satisfacción psicológica.

Como consecuencia de ello, no vivimos cada uno de los días en el tiempo presente y con plena intensidad, sino que sobrevivimos a diario lamentándonos por el pasado y preocupados por un futuro incierto. Llevar la mente al pasado y al futuro produce ansiedad, frustración o estrés. Experimentar la vida en el presente produce estados de aceptación y ausencia de juicios, lo que conlleva sensaciones de bienestar mental.

En este escenario, el Mindfulness se nos ofrece como una de las técnicas psicológicas más modernas e innovadoras no sólo para el abordaje del estrés, sino también como una herramienta de desarrollo personal que ayuda a mejorar la eficacia, la atención y los procesos de adaptación.

Mindfulness es conciencia y atención plena en el momento presente, sin comparar cómo nos gustaría o debería ser (esto es lo que hay), sin prejuzgar y aceptando que el presente es un cambio permanente. El Mindfulness permite la observación de nuestra mente, tomar conciencia y tener nuevas interpretaciones de los estímulos. De esta manera empezamos a encontrar sentido a cosas que hacemos en piloto automático.